Solteras

El amor después de los 40: nuevas formas de conseguir pareja

Mujer soltera de 40 – 283639

Aquí unas historias. No de tu alcaldía, no de tu pueblo, ciudad o país: del mundo entero. Nuestra rutina cambió, desde el lugar y los horarios de trabajo hasta no poder hacer planes, ya ni se diga planes a largo plazo. El

Los mas vistos

Empero sí. Hoy el mundo de la conquista y la seducción es completamente diferente incluso al de hace 20 años, cuando recién debutaban los que ahora tienen 4 décadas. Son miles de perfiles que se pueden ahondar, comparar y escudriñar incluso antes de hacer contacto. Y cuando hay un match, estallan los planetas o se vienen a pique las expectativas. A un click. En medio de tantas demandas y exigencias, se pretende que lo sexual afectivo no requiera ahínco, una especie de comida congelada que satisfaga el hambre tras 5 minutos de microondas. Amor 3. El sexólogo Walter Ghedin advierte que en principio el contacto es meramente racional ya que la conexión es entre perfiles que han sido muy pensados y elaborados.

Lo que dicen los números

El término es desgraciadamente tan nuevo que no tiene traducción al español. Acullá de ser una etiqueta discriminatoria el vocablo se ha convertido en un emblema para simbolizar una realidad collective en constante crecimiento. La prueba de ello es que las cifras indican que los hogares unipersonales aumentan añada tras año.

1. Reflexión

Puedes enviarlas a papel elmundo. Para grabar videos a los niños, antes cogíamos indistintamente nuestros móviles y nos sabíamos las contraseñas. Joan, 38 años. El error de tu mujer no es poner ahora bloqueo, es haberlo quitado antes, porque se puede y se deben mantener ciertos límites. Y denial por secretos y mentiras, sino por espacio y confianza. El desbloqueo por huella dactilar es uno de los mayores avances de la tecnología de nuestro tiempo. Te lo digo yo que llevo dos semanas con él estropeado y cada vez que tengo que meter los cuatro dígitos recién levantada, la vida se me hace bola. Mal, hijo, mal.

Sexo en la pandemia: lo que dicen los confinados

Tampoco una sola vez. Y por galán me refiero a una relación corny estable tradicional. Lo que viene siendo cogerse de la mano por la calle, ser monógamos e ir a comer a casa de los suegros los domingos. Definitivamente sí. Todo sucedió durante una cena con Mattia, un chico italiano con el que mantengo una relación puramente sexual.

307308309310311312313